Decimocuarta Compañia de Bomberos – Cuerpo de Bomberos de Santiago » Historia del Cuerpo de Bomberos de Santiago
Historia del Cuerpo de Bomberos de Santiago

La ciudad de Santiago en la segunda mitad del siglo 19 comenzaba a desarrollarse como una urbe de 300.000 almas, profundamente religiosas y cuyos servicios públicos eran bastante básicos; los incendios eran comunes y eran enfrentados por los Serenos, Policías y por los vecinos afectados sin disponer de los implementos necesarios para combatir estas situaciones de emergencia.

 

Es así como en un mes de María de 1863, en una Iglesia con una historia de dos Incendios anteriores, un 8 de Diciembre, acontecimiento al que concurría lo mas granado de los fieles en su mayoría mujeres y niños, se produce una catástrofe de proporciones y la Iglesia, abarrotada de fieles, se incendia iluminando la noche y cobrando un alto costo de vidas humanas en su voraz e incontrolable fuego.

 

Los vecinos intentan controlar la tragedia y efectúan sobrehumanos esfuerzos para salvar a los que se encontraban en peligro, sin embargo sus esfuerzos fueron en vano y el holocausto se consuma ante la mirada aterrorizada, apesadumbrada, de los vecinos. De entre los vecinos que recorrían la ciudad solicitando ayuda para las victimas , y prestando la propia, surge un hombre, don José Luís Claro y Cruz, quien venia desde los lavaderos de oro en California, comerciante, y que ante la impotencia en combatir el desastre sucedido, llama “A los Jóvenes” con una publicación en el diario de la época “La Voz de Chile”, nota que fue reproducida al día siguiente por “El Ferrocarril”, con el siguiente tenor:

 

“Al público: se cita a los Jóvenes que deseen tomar parte en la formación de una Compañía de Bomberos, pasar el día 14 del presente a la una de la tarde, al escritorio del que suscribe”

 

El 14 de diciembre el diario “El Ferrocarril” publicaba un suplemento con la siguiente in formación: Cuerpo de Bomberos. A la una de la tarde de hoy se ha reunido en el Casino de la Filarmónica hasta el número de 200 personas con el objeto de formar la Compañía de bombas y hachas, ganchos y escaleras; y la concurrencia por aclamación general nombró para que compusiera el Directorio, a los señores don José Besa, don Ángel Custodio Gallo, don José Luís Claro y don Enrique Meiggs”

 

“Se levantaron dos listas; una en que se determina el número de suscriptores para el sostén de la Bomba y la otra que contiene los voluntarios para el servicio de ella” En esta reunión se acordó sesionar nuevamente el 20 del mismo mes de Diciembre, fecha en que se acordó la fundación del Cuerpo de Bomberos Santiago, organizándose de inmediato cuatro compañías.

 

Para este efecto se redactó la siguiente acta, en esta histórica ocasión: “En Santiago de Chile, a veinte días del mes de Diciembre de 1863, a consecuencia del voraz incendio del Templo de la Compañía, que en la tarde del 8 del corriente arrebató a Santiago dos mil madres é hijas de familia, numerosos vecinos de esta ciudad se han reunido espontáneamente en los salones del casino con el propósito de formar un Cuerpo de Bomberos Voluntarios que prevengan en lo futuro desgracias de igual origen. De común acuerdo convinieron en adoptar, en general, para este Cuerpo la organización y régimen del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso y organizar desde luego tres Compañías de Bomberos, con denominación: del Oriente, del Sur y del Poniente, y una Compañía de Guardias de Propiedad.”

 

En consecuencia, y en conformidad a los artículos 9 y 64 del reglamento General del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso, adoptado en general, distribuidos los concurrentes en las cuatro compañías referidas, procediera a nombrar sus respectivos directores, resultando electos:

 

Compañía del Oriente (1ª) Don José Besa, Compañía del Sur (2ª) Don Manuel Recabarren, Compañía del Poniente (3ª) Don Enrique Meiggs, Compañía de Guardias de Propiedad (6ª) Don Manuel Antonio Matta.

 

Acto seguido y con arreglo a los artículos 10 y 65 del Reglamento, los expresados directores, aceptando el cargo, integraron el Directorio, nombrando por unanimidad de sufragios.

 

Comandante, don Ángel Custodio Gallo Vice-Comandante, don José Agustín Prieto Tesorero General, don Juan Tomás Smith Secretario General, don Máximo A. Arguelles

 

“Con lo cual se levantó la sesión firmando esta acta para constancia, los Directores de Compañía que concurrieron a ella.”

 

PRIMER DIRECTORIO