Decimocuarta Compañia de Bomberos – Cuerpo de Bomberos de Santiago » Incendio forestal en Viña del Mar

Incendio forestal en Viña del Mar

Eran las 13:50 hrs. del martes 16 de diciembre de 2003, cuando escuchamos por radio la salida de B-3, B-9 y BX-20 a 10-12 a incendio en la ciudad de Viña del Mar. Los que estábamos en el cuartel no entendíamos claramente si el despacho era a una Viña o efectivamente a la ciudad jardín. Personalmente había pasado al cuartel a firmar unas órdenes del día, tramite rápido, por lo que evidentemente no estaba preparado para la noticia que vendría.

 

Al escuchar el despacho del LLCC, me dirijo al Televisor para ver si en las noticias estaba apareciendo algo. Antes de llegar, suena el Directo. El cuartelero me dice: Capitán, la Central quiere hablar con el que está a cargo. Levanto el directo, y la Central me informa que en 5 minutos más saldrá B-14 al incendio en la ciudad de Viña del Mar. Le pregunto de qué se trata y me responde que se trata de varios focos de pastizales con peligro a poblaciones y fábricas. ¡Conforme!. 5 minutos y nos vamos.

 

Tenía 4 voluntarios en el cuartel y mucha hambre. Nadie había almorzado. Tomo la radio de la frecuencia interna y anuncio que B-14 saldrá en 5 minutos a Incendio en la Ciudad de Viña del Mar. Solicito 6-6 al cuartel y llamo a mi señora para explicarle que tengo un pequeño trámite que hacer y que es posible que llegue algo tarde. ¿Qué más nos podía faltar y que se resolviera en 5 minutos?. Ok. A comprar bebidas, a sacar plata del Redbank (Peajes), subir todos los uniforme a B-14, etc.

 

En 5 minutos llegaron al cuartel 3 voluntarios más y partimos rumbo a Viña. Otras dudas en el camino: Estamos con la bomba de reemplazo, que es algo más lenta que la nuestra ¿Llegaremos en dos horas?. ¿Cuando lleguemos, quedará algo de incendio? ¿Por qué frecuencia me entenderé con las otras máquinas de Santiago y la Central de bomberos de Viña? La frecuencia Nacional, obvio. Pero…¿Qué claves usaran los bomberos de Viña? Son distintas a la nuestras…..mmmmm, hablaremos sin claves.

 

¿Nos alcanzara el petróleo para llegar y además trabajar en incendios forestales allá? Sí, el petróleo alcanza para llegar pero no para trabajar varias horas. Solución fácil, llenamos estanque de petróleo llegando a Viña y problema resuelto.

 

Pero…..¿usamos tarjeta?, ¿Dónde?. Como ven, las dudas eran varias, pero todas tenían solución…..casi todas. Ya entrando a la Ruta 68, cortamos sirenas y nos vamos tranquilos, el camino es largo. Al rato suena el celular, el Director me preguntaba que hacíamos con la Reunión de Compañía que había en la noche. Le digo que cuando lleguemos a Viña y dependiendo de la magnitud del incendio, le aviso. Seguimos camino y nos topamos con la primera barrera. El peaje. Decido prender sirenas y acelerar. El encargado del peaje al ver este camión rojo, con sirenas venir, tomó una buena decisión. Nos dio pasada libre por uno de los peajes y anotó la patente.

 

Seguimos y nos ahorramos plata para bebidas. Cuando íbamos en la cuesta Zapata, se nos presenta un nuevo inconveniente. Nuestra bomba de reemplazo (Renault Camiva 180) nos indicaba que la temperatura había subido mucho, prendiéndose cuanta luz roja existía en el tablero. Debimos detenernos y esperar que se enfriara el motor. Después de algunos minutos y sin luces rojas, partimos nuevamente. Mi celular no paraba de sonar, varios voluntarios me preguntaban que hacían. Se iban o no a Viña. Les dije que esperaran que llegáramos y de ser necesario, pediríamos 6-6 al lugar. Una solicitud de personal muy particular, ya que entre pedir 6-6 y contar con ellos, nos dividían 2 horas. Al llegar a Rodelillo, vimos el horizonte gris.

 

Un claro indicio de que el incendio era grande. Comenzamos a entrar en Agua Santa y la escena era dantesca. Más de 6 incendios paralelos rodeando a Viña del Mar. Cada uno de ellos ameritaba por sí solo ser un incendio general y complejo. Llamo al Director, le pido que suspenda la reunión y que solicitaremos 6-6 al lugar.

 

Entramos a Viña, prendimos sirenas y directo al Cuartel General. Una vez ahí, me bajo y un voluntario de Viña me dice, Capitán, tiene directo. Levanté el Directo y escucho la voz femenina de la operadora que me dice:

 

Operadora : ¿Con quién hablo?

Capitán : Capitán 14 de Santiago.

Operadora : ¿Conforme, con que unidad anda?

Capitán : …con que unidad….con B-14 (primer error)

Operadora : Perdón mi Capitán, ¿anda con una bomba?

Capitán : Sí Central….con un carro bomba con 3.000 litros de agua y material de agua.

Operadora : Conforme mi Capitán, se va a dirigir a un clave 2, declarado en Los Espinos con calle Principal, sector Los Limonares…..va solo.

Capitán : ¿? ……perdón, ¿me puede repetir lo anterior?

Operadora : Tuuuuuuuuuuuuuuuuu (Ya había colgado)

 

De las 14 palabras que me había dicho la Operadora, creo haber entendido 4: “Se va a dirigir” ah…también entendí eso de “….va solo”. Por esas cosas divinas del destino…miré a mi lado y vi a un Padre…un cura vestido de bombero. Le pregunté casi absurdamente, disculpe padre, usted es bombero? Si mi Capitán, soy Director de la 8ª de Viña. Lo que pasa Padre, perdón, Director es que la Central me dijo algo de Clave 2 con Los Limonares, declarado y la verdad es que no tengo idea donde queda ni a que vamos….usted me podría explicar de que se trata? “No se preocupe Capitán, yo los acompaño”.

 

La verdad es que era la frase que necesitaba escuchar pero no quería ser tan directo. El Director de la 8ª Compañía de Viña del Mar, Pbro. Pedro Nahuelcura Vargas, tripuló B-14 como uno mas de nosotros y nos guío, primero a una Copec a recargar combustible y después al Incendio declarado. En el camino, el Director nos fue aclarando algunos conceptos, como que Clave 2 significaba Emergencia Forestal, que Declarado significaba lo que para nosotros era incendio y que el sector Los Limonares era al final de calle 1 Norte. Al llegar, pudimos apreciar que se trataba de cerros y bosques que ardían violentamente con inminente peligro a casas. Llegamos y armamos de inmediato a grifo. Nuestros voluntarios desplegaron con una rapidez asombrosa 2 pitones de 50, más las armadas bases correspondientes.

 

Después de varios minutos, el fuego logramos controlar y nos dedicarnos a sofocar fumarolas. Por frecuencia Nacional informamos a la Central de Viña que estábamos disponibles y solicitábamos instrucciones. En eso llegó un voluntario de la 3ª de Viña del Mar y nos ofreció servir de guía. El Director de la 8ª se integraba al trabajo de su Compañía, que llegó después a apoyarnos y nos despedimos de él y su gran ayuda. La Central nos llamó y nos informó que nos dirigiéramos al Punto Cero a la espera de instrucciones. El Punto Cero era el estacionamiento del supermercado Jumbo, el que era utilizado por las máquinas de Viña que estaban en primer socorro para acudir a otro acto. Mientras tanto, nos informábamos que tanto la 3ª, la 9ª y la 20ª estaban trabajando juntas en otro incendio forestal, declarado en el sector norte de Viña. La verdad es que la escena era impresionante. Se veían incendios por todas partes y bombas de distintos Cuerpos como Quillota, Valparaíso, La Calera, Ñuñoa, Quilpue, etc.

 

Ya en el Punto Cero, estacionamos y nos quedamos esperando un nuevo despacho junto a 6 carros de Viña. A los minutos, nos informaron que salíamos a otro Clave 2 declarado en camino Internacional, al llegar a Con-Con. El resto del material era despachado a Camino Internacional sector Fábrica Ambrosoli. Nuevamente íbamos solos. A esas alturas, ya habían llegado 6 voluntarios desde Santiago en vehículos particulares, por lo que la capacidad de B-14 estaba copada. Doy la orden a 3 voluntarios que se suban a la Unidad 82 y a uno a la Unidad 51. El resto a B-14 y partimos. Sirenas, calles desconocidas indicadas por nuestro nuevo guía de la 3ª Compañía y humo en el horizonte. Cabe señalar que la Unidad de la 8ª Compañía es un carro “Araña” 4×4, por lo que nuestros voluntarios tripularon en el techo de esta máquina. Todas los carros de Viña ingresaron al incendio de los cerros tras la fábrica de Ambrosoli, que era bastante pequeño, nosotros seguimos solos hasta Con-Con. Al llegar a este nuevo incendio, pudimos ver que se trataba de un bosque de eucaliptos que ardía violentamente, con peligro a fábricas colindantes.

 

Rápidamente armamos a grifo y desplegamos nuestro material. En ese momento llegaron por el norte, B-3, B-9 y BX-20, quienes ingresaron a este mismo incendio. Alimentamos a B-3 y trabajamos en conjunto con las 4 Compañías de Santiago en apagar este incendio. Después de un rato, llegaron las bombas que estaban en Ambrosoli, junto a nuestros 4 voluntarios que las habían tripulado. También se sumaron nuevos catorcinos provenientes de Santiagos, entre ellos nuestro Director. Junto a él venía David Reid quien nos traía cerca de 40 litros de agua mineral, los que fueron muy bienvenidos. Incendio apagado y esta vez nos dirigimos al Cuartel General a la espera.

 

Desde ahí nos enviaron a 4 LLCC, 3 claves 2 (forestales) y 1 clave 4 (Materiales Peligroso). Antes había llegado B-5 desde Santiago y Z-18 que fue enviado a un gigantesco incendio forestal en Valparaíso. Cerca de la 1 de la mañana, y después de habernos atendido realmente bien, incluyendo sándwich y bebidas, nos dieron retirada. Llegamos a Santiago cerca de las 3 de la mañana, muy cansados y con mucho sueño, pero con un recuerdo y una experiencia muy enriquecedora, que demostró el grado de unidad y lealtad que tiene nuestra Compañía, el Cuerpo de Bomberos de Santiago y de Viña del Mar.

 

 

Andrés Márquez

Voluntario 14